lunes, 20 de octubre de 2014

Calafia, la Reina Negra

Cuando le dije a mi profesor de tercer año de primaria, que en mi casa ya había rumores de que nos cambiábamos para Tijuana, le dije que iba a extrañar mucho a mi gente y al "sol de Monterrey", poema que nos sabíamos muy bien los niños regiomontanos, a lo cual me contestó, «muy seguramente te va recibir "la reina Calafia", una leyenda que se han de saber muy bien los niños de Tijuana»; motivo por el cual, una historia parecida a ésta nos contó: 

Los aztecas, ya con interpretes como doña Marina, platicaron a los españoles de una isla; una isla maravillosa...

El libro "Las Sergas de Esplandián" narra la historia de una Reina que gobernaba la isla California en donde solo habitaban mujeres muy hermosas. La llegada de los españoles a la península, entrelaza la leyenda con esta región iniciando la denominación de estos territorios como California.

Calafia, es el nombre de una legendaria guerrera negra, relacionada con la mítica isla de California.

La leyenda de la reina Calafia,  se remonta a la novela “Las sergas de Esplandián” (Las aventuras de Esplandián), escrito alrededor de 1510 por el escritor español Garci Rodríguez de Montalvo:

“Es sabido que a la derecha de las Indias, existe una isla llamada California, muy cerca del paraíso terrenal; poblado por mujeres negras, donde no había hombres. Tenían hermosos cuerpos robustos, valentía y una fuerza espiritual muy grande. Su isla, era la más inexpugnable en el mundo, con sus acantilados y costas rocosas.

Sus armas, eran todas de oro porque en toda la isla no había otro metal, excepto el oro.

En la isla, reinaba una mujer de proporciones majestuosas, más hermosa que todas los demás, y con todo el vigor de su feminidad. Ella no era pequeña, ni blanca, ni de cabello dorado. Era grande y negra, como el as de los clubes. Pero el prejuicio de color no existía entonces. Era la más bella entre las bellas y lograba realizar grandes hazañas. Fue valiente, valerosa y con metas bien definidas. Fue, el más noble gobernante que habían tenido, así era – la reina Calafia “.

Este documento, contribuyó a precipitar la búsqueda de oro por los españoles en América del Norte. En 1536 cuando el explorador Hernán Cortés desembarcó con su tripulación en lo que hoy se conoce como Baja California, creyeron que habían llegado a la tierra de Calafia.

Una parte, original de este documento “Las sergas de Esplandián”, fue traducida al ingles por Edward Everett Hale para la Sociedad de Anticuarios; y la historia se imprimió en la revista Atlantic Monthly en 1864, de Estados Unidos.

En 1770 la peninsula y toda la costa norte del Pacífico, estaba controlada por España y se le dió el nombre de California; y a las personas de habla hispana que la habitaban, Californios.

—Yoreme's Weblog—




2 comentarios:

  1. Imprecionante y me encanto desconocia esta historia

    ResponderEliminar
  2. A mí también me encantó, es una lastima que en realidad no sea conocida por los niños de Tijuana!!!

    ResponderEliminar